Una grúa cargada con un cajero automático obstaculizando el paso en una rotonda de salida de la A7 a la altura de Moncada. Esta imagen tan poco habitual es la que se ha encontrado esta mañana los conductores que circulaban por dicha vía. Unos ladrones, que todavía no han podido ser identificados, habían arrancado dicho cajero de una sucursal bancaria de Catarroja esa misma madrugada, pero una inesperada avería cuando huían en el vehículo grúa que habían sustraído previamente los obligó a abandonar su botín sin ni siquiera acceder al contenido de la caja fuerte.

El robo se ha producido a las 5.30 horas en una sucursal bancaria situada en el polígono el Bony de Catarroja, junto al parque de bomberos. Al parecer, los autores del asalto habrían arrancado uno de los bolardos protectores de la acera y mediante alunizaje habrían reventado el cajero. Posteriormente lo han enganchado con la grúa y se lo han llevado entero sin perder tiempo alguno en intentar abrirlo en el lugar de los hechos.

La sucursal bancaria situada en el polígono el Bony de Catarroja, junto al parque de bomberos

Pocos minutos después la citada grúa, que figuraba como sustraída, ha sido localizada en una rotonda en la salida de la autovía A7 hacia Moncada. Varios conductores han alertado a tráfico ya que el vehículo obstaculizaba el paso. Las patrullas de la Guardia Civil trasladadas al lugar han comprobado que se trataba de la grúa utilizada por los delincuentes en Catarroja y que el cajero todavía estaba arriba del vehículo sin haber sido abierto.

Agentes de la policía judicial investigan ahora este robo en el que finalmente los autores no han logrado botín alguno y lo único que han generado es importantes daños en la sucursal bancaria de Catarroja y retenciones en la A7 en plena hora punta cuando mucha gente se dirigía a sus puestos de trabajo.