Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La espera para operarse es de 50 días más que en marzo pese al descenso de la lista

La reapertura de quirófanos por las tardes y el descenso de derivaciones permite que baje la espera a niveles de mayo - La diferencia entre distintos hospitales es de casi seis meses y de más de 100 días según la intervención

COMUNIDAD VALENCIANA.-La lista de espera quirúrgica baja 19 días en octubre en la Comunitat Valenciana

COMUNIDAD VALENCIANA.-La lista de espera quirúrgica baja 19 días en octubre en la Comunitat Valenciana

Entre operarse antes de marzo y hacerlo en el mes de octubre la diferencia de espera es de más de 50 días, y eso que hay menos gente en la lista que aguarda para entrar en quirófano. Más de un mes y medio más hasta llegar a superar los cuatro. La pandemia puso desde el primer momento patas arriba el sistema sanitario y las listas de espera colocaron la demora en más de cinco meses (157 días) en agosto que, en octubre se han bajado hasta los 132.

El acelerón dado durante el mes de octubre gracias a que algunos hospitales reabrieron sus quirófanos por la tarde doblando turnos —los llamados autoconciertos— y a las derivaciones a la privada han permitido un descenso de casi 20 días en las listas de espera, aunque el empeoramiento de los datos del coronavirus podría volver a retrasar los plazos con la suspensión, de nuevo, de las operaciones que no sean urgentes.

A finales de octubre, la secretaria autonómica de Eficiencia Sanitaria, Concha Andrés, ya advirtió de que la probabilidad de sufrir un nuevo parón por el agravamiento de la pandemia era «alto». Lo dijo tras registrar el primer descenso de las listas de espera en seis meses. Prácticamente un mes después, la demora es menor y se sitúa en datos de hace cinco meses, pero con la situación pandémica cada vez más delicada y que ha obligado ya a cerrar muchos quirófanos.

De momento, el número de personas en la antesala a una intervención ha bajado en 3.300 respecto al mes anterior, hay 4.000 menos que en febrero y es el menor de la serie histórica desde 2016. Sin embargo, el tiempo de espera es mayor que cualquier otro dato previo a la pandemia y casi el doble del objetivo de 70 días de media de espera que se propuso el Consell para 2023 en el Plan Óptima.

Esto podría deberse a que, probablemente, las visitas a los especialistas y sus derivaciones a quirófano se han visto menguadas durante la covid. Según las cifras de la Conselleria de Sanitat, mientras que en febrero había 37.953 personas que llevaban menos de 90 días esperando, en octubre esta lista era de 25.991; unas cifras que se volteaban para aquellas personas que llevaban esperando más de seis meses: 10.155 en febrero por las 23.167 de octubre.

Diferencia por departamento

Hablar de listas de espera, sin embargo, es también hacerlo de importantes diferencias según hospital y patología. Entre el departamento de salud con más demora y el que meno hay casi seis meses de diferencia. Así, en Vinaròs la demora media es de 202 días (casi siete meses), en Torrevieja apenas llega al mes (32) y, además, han visto como esa dilación es cuatro días inferior de la que era en febrero mientras que en Vinaròs el aumento es de 80 días (dos meses y medio).

Hasta en las propias ciudades cuentan con grandes diferencias según el área sanitaria. Por ejemplo, los 183 días del Hospital General de València son prácticamente el doble de tiempo de tardanza que los que tiene el Clínico (95) y un 2,5 más que el Peset (77).

La espera no es la misma según la especialidad que la afronte. La cirugía pediátrica tiene 195 días de espera (más de seis meses) por los dos meses y medio que corresponde a la cirugía vascular. También cambia mucho el tiempo de demora según la patología que haya que intervenir. La fimosis es la que mayor retraso tiene con 185 días de media, seguida de la operación de amígdalas con 182. Las que gozan de una atención más rápida son las de catarata que han visto una reducción de un más de 30 días en el último mes.

Presupuestos 2021

El problema de las listas de espera está incluido en el presupuesto para 2021 que todavía se están negociando en las Corts Valencianes con una partida de hasta 41 millones de euros. Este supone un aumento de seis millones de euros, todos ellos en el conocido como plan de choque, que supone la derivación de pacientes a las clínicas privadas.

En concreto, se prevé para 2021 una transferencia de 20 millones de euros para la privada bajo el concepto de «reintegro de gastos por asistencia quirúrgica». Esta cantidad es prácticamente un 50 % más que el año pasado cuando la Generalitat destinó 14 millones de euros para estas operaciones, y conlleva casi doblar la cantidad en dos años (11 millones en 2019).

El plan de choque con la privada ha sido necesario durante la pandemia para evitar que las listas de espera se desbocasen todavía más ante la imposibilidad de los hospitales públicos de realizar autoconciertos.

Compartir el artículo

stats