El toque de queda en la Comunitat Valenciana que entró en vigor a la una de la madrugada del pasado domingo contempla una serie de restricciones que, amparadas en el estado de alarma dictado por el Gobierno central horas después, son exclusivas de esta autonomía, puesto que el Ejecutivo ha dado vía libre a cada comunidad autónoma para que establezca las medidas que considere oportunas en su territorio.

Restricciones del toque de queda en la Comunitat Valenciana

En Valencia, Alicante y Castelló, las restricciones del toque de queda son cinco y están repartidas por áreas de actuación. Son las siguientes:

  1. Movilidad: está prohibido circular libremente por vías y espacios de uso público desde la medianoche y hasta las seis de la mañana, a no ser que esos desplazamientos sean debidos a motivos laborales, para cuidar o atender a personas dependientes y/o menores, causas de fuerza mayor debidamente justificadas y visitas a centros médicos o farmacias.
  2. Reuniones: se limita a 6 personas el número de participantes en cualquier encuentro familiar y/o social, tanto en el ámbito privado como en el público. La medida no afecta a actividades y eventos regulados y con limitación de aforo.
  3. Jardines y zonas de esparcimiento al aire libre: permanecerán abiertos sólo de ocho de la mañana a diez de la noche.
  4. Bares y restaurantes: las mesas sólo puede haber un máximo de 6 personas por mesa y queda prohibido el consumo en barra. Los establecimientos cierran a medianoche y a partir de las 23.00 horas no podrán aceptar pedidos. El uso de la mascarilla es obligatorio en todo momento, salvo en el instante de la consumición.
  5. Alcohol: prohibida su venta desde las diez de la noche hasta las 8 de la mañana, a excepción de los establecimientos de hostelería y restauración. El consumo está totalmente prohibido en la vía pública durante todo el día, salvo en bares y restaurantes.

El toque de queda en la Comunitat Valenciana se extenderá hasta el 9 de diciembre, pero podría prolongarse más

Además, la recomendación del Consell es aplazar cualquier actividad familiar y/o social que no sea imprescindible, limitar la actividad social todo lo que sea posible y, en caso de celebrar algún tipo de reunión con familia y/o amigos, hacerlo al aire libre o, al menos, en espacios abiertos y bien ventilados.

El toque de queda en la Comunitat Valenciana se prolongará hasta el 9 de diciembre, aunque podría ser aún más largo, ya que la intención del Gobierno central es extender el estado de alarma durante medio año: hasta el 9 de mayo. La adopción de nuevas medidas o la anulación de las existentes dependerá de la evolución de la pandemia del coronavirus.